miércoles, 17 de mayo de 2017

Tenía cáncer y lo hacía mal. Esta es la parte de la guanabana que sirve para matar el cáncer de verdad




Cada día que pasa, miles de personas son diagnosticadas con la maligna enfermedad del cáncer. Esta enfermedad puede ser provocada por varias causas, entre ellas, el estilo de vida alimenticia que llevemos. Actualmente, existen procedimientos médicos como las quimioterapias para combatirlos.

Sin embargo, estos son tratamientos médicos agresivos que perjudican otros órganos y pueden empeorar nuestra salud. Por eso, en este artículo te hablaremos den un remedio natural para combatir el cáncer efectivamente.

El remedio del que te hablamos es el té de hojas de guanábana o graviola. Su preparación es muy sencilla y está repleto de propiedades curativas. Lo único que debemos aprender es a seleccionar las hojas correctas. En la siguiente lista te dejaremos las características que deben reunir las hojas correctas.


- No deben ser hojas caídas al suelo.
- El árbol jamás debe haber sido tratado con plaguicidas.
- Las hojas deben pertenecer a un árbol original (no a un injerto).
- El color de la hoja debe ser perfecto, sin manchas o tonos amarillos. Tampoco deben estar secas o dañadas.

Lo primero que debemos hacer es desinfectar las hojas que hemos tomado de la planta. Para esto, mezclaremos 1 medida de vinagre de manzana por cada 3 medidas de agua que utilicemos. A continuación, sumergimos en ella las hojas y dejamos reposar por varios minutos. Luego, sacamos las hojas y las secamos con un paño.

Ahora, tomaremos las hojas y las pondremos a secar en el sol. Este proceso puede variar en su duración (7-10 días) dependiendo de las condiciones climáticas. Una vez secas, debemos sacar el extracto de las hojas de guanábana. Para ello, las rallamos o trituramos con algún objeto hasta que quede un polvo fino. Esto lo hacemos para que no sea necesario que el agua hierva para preparar el té ya que, si hierve, las hojas pierden sus propiedades.

Ahora, por cada taza de agua que pongas a calentar, debes agregar 2 cucharadas del polvo de las hojas. Antes de que  hierva, apagamos el fuego y dejamos reposar por 15 minutos. De este poderoso té hemos de tomar 3 tazas al día, luego de cada comida.

Aunque el mismo no promete curarnos del cáncer, si nos ayudará a tratarlo y detener su desarrollo. Si crees que este remedio puede serle de interés a algunos de tus amigos, compártelo en tus redes sociales. De esa forma, muchos más puede enterarse de este poderoso remedio que puede salvar vidas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario